11 de marzo de 2009

Araña Lobo

La araña lobo es una de las arañas más grandes de la península, típica de climas áridos. Tiene las patas corpulentas aunque no demasiado largas, y están cubiertas con pelos gruesos. Aunque su característica más distintiva es la disposición de sus ojos. Tienen ocho ojos dispuestos en tres filas. La hilera media consta de dos grandes ojos, por debajo de los cuales hay una hilera de cuatro pequeños ojos, y por encima otros dos ojos aún más pequeños localizados algo lateralmente, casi en lo alto del cefalotórax.
 Las hembras miden de 27 a 30 mm y los machos de 19 a 25 mm. El color del macho es blanquecino, mientras que la hembra es parda con marcas más oscuras y líneas en las patas.
podemos encontrar en “cuevas” aunque en realidad una galería vertical que puede llegar a una profundidad de 30 cm, situada en terrenos pedregosos y soleados. Su entrada suele estar forrada de hierbas y palitos unidos con seda, formando un pequeño embudo. Son de costumbres nocturnas, aunque la hembra puede ser vista a la entrada de su cueva durante todo el día durante el buen tiempo.
 Las arañas lobo tienen muy buena vista y tienden a huir ante un animal grande, por lo que es difícil que piquen a un humano. Aunque son venenosas, su veneno está diseñado para atacar a insectos y su picadura no suele ser más dolorosa que la de una abeja.

Imagenes tomadas en la Rambla de Molina y Sierra Espuña. 




 
Publicar un comentario